El “desnudo” que sufres en internet

El inminente problema que acecha a la sociedad se llama redes sociales: no somos conscientes del gran dilema que supone abrirnos una cuenta en las más conocidas redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter… 

Para ponernos en situación veremos los usuarios de las principales redes sociales:

  • Facebook: 1650 millones de usuarios activos.
  • Twitter: 332 millones de usuarios activo.
  • Instagram: más de 500 millones de usuarios activos.

Las redes sociales son páginas que nos permiten (desde internet) hablar con nuestros amigos, para compartir fotos, vídeos, música, y una infinidad de cosas; todas las que se pueda imaginar. Es innegable que a día de hoy, 4 de diciembre de 2016 las redes sociales tienen un poder importantísimo en la sociedad. Como Facebook, creada en 2004 por el ahora multimillonario Mark Zuckerberg, tiene ahora mismo más de 1.700 millones de usuarios en todo el mundo.

Podríamos decir que es una “rebelión” de las redes sociales, ya que en España más del 77% de la gente tiene acceso a internet, y por lo tanto a una red social. Las grandes ventajas que tienen estas redes sociales son evidentes, pero ¿y los grandes inconvenientes?

 

Como ya hemos comentado anteriormente, las redes sociales se usan para compartir experiencias, fotos, videos, ideas… con tus amigos. También sirven para comunicarse con la gente que conoces, y eso puede suponer un problema. Más del 75% de la gente que usa una red social, la utiliza para mandar un mensaje “privado”, y pongo privado entre comillas porque nosotros creemos que de verdad es privado, pero en los términos y condiciones de cada red social viene entre líneas que tienen derecho a ver todos tus mensajes, fotos, vídeos etc. Cuando eliminamos una foto en Facebook, por ejemplo, se elimina del perfil pero se queda en la base de datos.

 

Por estas redes sociales puede pasar cualquiera, es decir, sí pasan tus amigos que tienes agregados, pero también pueden pasar enemigos a vigilarte donde estás, qué haces, con quién…

Por lo tanto, es esencial examinar muy bien lo que compartimos en nuestra red social, para preservar nuestra propia intimidad ante millones de usuarios de internet. Recordemos que toda la información que hay en una red social puede ser utilizada en nuestra contra para fines que nos perjudiquen.

 

Y si me doy de alta en una red social, ¿se borrarán mis datos? Es algo que las redes sociales no lo han dejado muy claro: ¿se borran nuestros datos personales o se quedan en la base de datos?

Todos estos problemas pueden llevar a una suplantación de la identidad, con la consecuencia de que nuestros datos personales sean utilizados en nuestra contra.

 

En conclusión, ten mucho cuidado con lo que subes a internet, y si por desgracia sufres algún problema serio con una red social, no vaciles en denunciarlo a la Policía.

 

 

 

Enlaces interesantes:

http://www.redeszone.net/seguridad-informatica/redes-sociales/

http://franbarquilla.com/estudio-sobre-el-estado-de-internet-y-las-redes-sociales-en-2016/

Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *